Y TÚ, ¿COLABORAS?

 

En este mundo cruel donde el que más dinero y fama tiene es el que triunfa, los que no somos nadie nos encontramos en una jungla llena de senderos tortuosos y peligrosos abarrotados de plantas venenosas y animales salvajes.

Pero aunque no lo creamos, esa jungla también está llena de plantas curativas y de lianas a las que agarrase.

Con esto quiero decir que los comienzos nunca fueron fáciles y no debemos creer que tenemos que hacerlo todo solos.

Si preguntas te sorprenderá descubrir que hay alguien dispuesto a echarte un cable, tanto desinteresadamente cómo a cambio de tu propia ayuda.

Y me dirás que no es fácil conseguir contactos, que lleva tiempo y arrojo. Y yo te digo que desde luego. ¿O es que nada más entrar en un bar ya tienes a un par de guapetones/as echándote los trastos?

 

SI PARA LIGAR HAY QUE CURRÁRSELO, PARA HACER NETWORKING TAMBIÉN.

 

Entonces, ¿qué dificultades nos encontramos a la hora de conseguir colaboraciones?

Miedo. La mayoría de las veces a la hora de contactar con alguien a quién no conocemos nos echa para atrás la vergüenza de pedir. Por lo tanto no pidas, propón tu idea de colaboración, ¿quién sabe?, igual le va de perlas tu propuesta.

Medios. Normalmente siempre hay que invertir algo, ya sea tiempo, dinero, género… No te preocupes, siempre puedes valorarlo, pero por experiencia, te digo que la mayoría de las veces merece la pena lo invertido.

Competidores. Seguro que muchas veces has visto un post o una noticia y te has echado las manos a la cabeza por no ser tú el que protagoniza la historia. Cada uno en nuestro nicho de mercado tenemos competencia, que a mi parecer es buena, ya que no hay nada mejor que saber qué hacen los de al lado para mejorar lo que hacemos nosotros. Así que no te tires de los pelos, ya llegará el momento de estar en portada, de momento colabora con tus vecinos del barrio y ya iras ampliando la zona de confort para llegar a tu destino.

Y ahora, ¿cómo lo hago?

Hay varias vías para conseguir las tan deseadas colaboraciones:

Responder a solicitudes de ayuda. Puedes escanear las redes sociales buscando proyectos que puedan aportar valor añadido a tu idea.

Pide ayuda. No a alguien en concreto si no en general, tú tienes un problema que a lo mejor uno o varios pueden solucionar. Muchas de las mejores ideas surgen de saber buscar ayuda en el momento adecuado. Twitter y Facebook son las mejores vías de comunicación de este tipo de colaboraciones. Con un solo tweet puedes obtener respuestas inmediatas a tus propuestas.

Genera proyectos que requieran de diversos ámbitos y profesionales, de este modo todos pueden colaborar aportando su experiencia y en definitiva beneficiándose del proyecto.

 

Superar todos estos escollos que conlleva comunicarse y realizar actividades conjuntas tiene unas ventajas asombrosas. Todo lo que hagas va a tener un impacto en tu proyecto, no a corto plazo pero sí vas a notar beneficios a lo largo del tiempo.

Te enumero algunas de las ventajas:

Conocer gente. Ir engrosando tu agenda de contactos te aseguro que va ser de mucha ayuda en tu andadura. Tus contactos tienen contactos así que siempre vas a conocer a alguien que conoce a quién te puede ayudar.

Experiencia. Las colaboraciones es lo que tienen, que vas a estar constantemente aprendiendo de otros y ellos de ti. Dos cabezas pensantes rinden más que una sola.

Notoriedad. En un mundo 2.0 la notoriedad de marca es importante, y cómo no es adecuado inundar al cliente con constantes promociones de tus productos, este tipo de colaboraciones son una buena forma de que te conozcan e interactúen contigo.

 

Por último dejamos el enlace de nuestra colaboración en Pinterest con #entretodospodemos, un proyecto iniciado por @noviascira, cucasimona y otros compañeros en el que se apoya el comercio pequeño y local. Gracias a esta iniciativa hemos conseguido más de 800 seguidores y la posibilidad de conocer gente estupenda con la que siempre puedes contar.

#entretodospodemos

 

NOSOTRAS YA LO HACEMOS, Y TÚ, ¿COLABORAS?

happy wheels